El Día: “Está entre las mejores”

Una nueva puerta a la ilusión se le abre a Rocío Villarreal que tras una corto pero intenso trabajo en un selectivo nacional fue nuevamente convocada para trabajar junto al seleccionado argentino de voley juvenil. La jugadora de Universitario ya pasó con anterioridad por este fino filtro de talentos y hoy cuenta con una nueva oportunidad para seguir creciendo junto a las mejores deportistas del país.

Con 18 años la platense alterna este importante momento con su actividad en el club compitiendo en cadetas, juveniles y mayores, su vida privada y la facultad de Educación Física, donde cursa el 1º año. Apenas cinco años atrás, Rocío daba sus primeros pasos en la escuelita albinegra y hoy es una de las jugadoras más valiosas por el futuro que tiene entre sus manos. Con un poco más de 1,76 metros de altura, la central de la U, alterna ese puesto con el de punta o líbero en la selección nacional.

"Casi me quedo afuera de no ser por José Rifourcat que cuando escuchó la lista, cuando llevó a las chicas de ARVA, y se dio cuenta que estaba dentro de la nómina, me llamó enseguida y por ello pude estar nuevamente en esta convocatoria", contó la jugadora albinegra.

Con la creación de la nueva Federación, todo empezó de nuevo y por ello fue nombrado el ex entrenador de las Panteras, Guillermo Orduna, para fiscalizar este nuevo ciclo. "Pese a que yo ya estuve en otras concentraciones, creo que no tienen ni idea sobre mis antecedentes. Nos hicieron llenar nuevamente planillas, no nos conocen pese a que algunas como yo ya pasamos por esto otras veces", aclaró Villarreal.

Rocio cuenta con buenas condiciones naturales y a eso se le suma su capacidad para entrenar y aprender. Claro que la realidad de su club se trastoca con las necesidades en la selección. La jugadora platense por ser una de las más altas y ágiles del plantel albinegro cumple la función de central (trabaja mucho con el bloqueo y ataque por el centro del campo), pero en la selección, hay chicas con más altura para ese puesto y por ello la están probando principalmente de punta.

"Este tema ya lo hablé en el club, pero como juego en tres categorías, no tengo tiempo de cambiar de función. Así fue que en cadetas me dejan jugar en ese puesto de punta para que pueda entrenar los gestos técnicos que aprendo en la selección. En primera no lo puedo hacer porque hay jugadoras más experimentadas que yo y como central somos sólo dos y el técnico nos precisa ahí", dijo la atleta platense.

"Debería entrenar más, pero no tengo los medios. El club hace lo que puede, mis entrenadores tienen todas las categorías y no cuentan con el tiempo necesario para dedicármelo a mí. Creo que lo que más tengo que trabajar es en lo físico. No estoy en condiciones de pagar el club, otro gimnasio. En lo que puedo entreno sola", concluyó Rocío.

Leave a Reply

Clubes ARVA